Inicio PlasenciaHoy El servicio de Urología del Hospital Virgen del Puerto implanta la técnica...

El servicio de Urología del Hospital Virgen del Puerto implanta la técnica laparoscópica 3D para el cáncer de pene

El Servicio de Urología del Hospital Virgen del Puerto está realizando con éxito la extirpación de ganglios linfáticos inguinales mediante técnica laparoscópica 3D, un procedimiento mínimamente invasivo.

Imagen Equipo de Urología del Hospital Virgen del Puerto
Imagen Equipo de Urología del Hospital Virgen del Puerto

El cáncer de pene es una enfermedad poco frecuente, supone algo menos del 0,1 por ciento de las enfermedades malignas en el mundo desarrollado. Para obtener resultados oncológicos favorables en esta patología, es esencial tanto un óptimo control local del tumor como de los ganglios linfáticos, principalmente inguinales.

Generalmente la técnica empleada para la extirpación del tejido linfático inguinal es la linfadenectomía inguinal abierta, con una tasa de complicaciones asociadas que puede llegar hasta el 50 por ciento.

Entre las principales complicaciones destacan la infección de la herida quirúrgica, necrosis de la piel, linfedema o trombosis venosa profunda, eventos que en muchos casos asocian ingresos hospitalarios prolongados y lentas y dolorosas recuperaciones posteriores.

La técnica empleada por los urólogos del Hospital Virgen del Puerto, denominada linfadenectomía inguinal videoendoscópica (VEIL), consiste en la extirpación del tejido ganglionar inguinal, lugar donde con más frecuencia aparecen metástasis en casos de cáncer de pene, mediante la creación de un espacio de trabajo entre el plano muscular y la piel del paciente en la región femoral e introduciendo una pequeña cámara y elementos de trabajo mediante mínimas incisiones.

Gracias a este novedoso procedimiento, que escasos servicios de Urología realizan en nuestro país, se consiguen evitar las principales complicaciones asociadas a la técnica convencional descrita. Además, debido a la visión aumentada 3D, se consigue una mayor precisión quirúrgica con menor riesgo de sangrado para el paciente, así como una recuperación postoperatoria precoz y con menor dolor.

Los cinco pacientes ya intervenidos mediante esta técnica evolucionaron favorablemente tras la cirugía, siendo dados de alta de manera precoz en comparación con los operados mediante técnica convencional y sin aparición de complicaciones relevantes hasta la fecha.

El Servicio de Urología del Hospital Virgen del Puerto apuesta por el uso sistematizado de esta técnica mínimamente invasiva para el tratamiento del cáncer de pene avanzado, consiguiendo un postoperatorio más liviano para los pacientes y con estancias hospitalarias marcadamente más cortas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escriba su comentario!
Por favor escriba su nombre aquí